viernes, 17 de junio de 2011

Somos la misma persona



Le estaba poniendo el pijama a Jere y empieza a jugar con su pito. Ya le tenemos dicho que no lo haga cuando hay "público", que es algo privado. Entonces comenzó:



N: Jere, no juegues así con tu pito. Ya te dije, cuando estás solo si, pero cuando hay otras personas no.

J: Pero si no hay otras personas.

N: Cómo que no? Y yo qué soy?

J: No! Vos sos mámá.

N: Pero soy una persona!

J: No, porque vos y yo somos la misma persona.
N: ???

J: Claro, porque cuando uno de los dos se va a otro lugar lejos tenemos como una cosa que se estira y se estira, pero siempre está.


Ahí, morí de amor. Mi peke todavia no superó el complejo de Edipo. Se nota, no?


.........................................................................................................................................

El domingo pasado estábamos en el auto saliendo para misa. Jere empezó a protestar:

J: No quiero ir a misa! Por qué todos van a misa?

N: No, todos no van a misa.

J: Entonces quiénes son todos lo que van a misa?

N: A misa van los que creen en Dios.

J: Ah bueno, yo no creo en Dios!!

A la tarde, mientras le contábamos la anécdota a unos amigos le preguntamos:







N: Así Jere que no crees en Dios, no?



J: No, no creo en Dios.



N: Bueno, pero sí creés en Jesús?



J: Ah sí! En Dios no creo, pero en Jesús sí!



Menos mal!!!













1 comentario:

PauS dijo...

¿Habrá alguna demostración de amor más grande? Me mató Jere.
Un abrazo!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin