martes, 17 de mayo de 2011

Feliz, feliz en mi día!

Ayer cumplí 40.
Con semejante afirmación, qué post escribir?! Qué reflexión compartir?!
Bueno, la vida se ha encargado de ayudame. Es que todo fue como ese hilo de oro que teje nuestra historia pero que solo percibimos en momentos especiales. Esos momentos que nos hacen captar el sentido de todo lo anterior.
Hace un par de años, no más, yo pensaba y deseaba que Mi cumple de 40 tenía que ser especial. Una fiesta, con todos los amigos, en un saloncito infantil con pelotero para los grandes, música para bailar hasta el amanecer, yo que sé, algo de ese estilo.
Hace un poco menos de un año fui cayendo en la cuenta que, si hacía semejante fiesta... no tendría para invitar más que a unas 10 personas. Con familia incluída: 15. Es que este úlitmo tiempo he ido mermando en viejas amistades, y las nuevas... todavía son muy nuevas.
Empezó el tiempo de descuento. Qué hacer?! No se me caía media idea, nada. Hacerlo en casa, con una animación. Ni pensarlo, me revientan las animaciones que me tienen de protagonista, y eso era inevitable. Una comidita con los amigos? Hmmm... pse... podía ser... no me convencía. Qué hacer? Qué hacer?
Un viaje? Con Fer, pero en el fondo quería que fuera con los pekes también... Qué hacer? Qué hacer?
Una no cumple 40 todos los días, me decía...
Finalmente optamos por: cena familiar el día del cumple, comidita con los amigos el finde, y viajecito a programar con Fer y los pekes.
Llegó el día.
La noche anterior Fer y los pekes se salían de la vaina por darme mi regalo "sorpresa", ese que fuimos a comprar juntos al shopping ;)
Me hicieron tarjetas, me cantaron, me llenaron de besos y abrazos y me dieron mi "sorpresa". Todo felicidad.
El lunes a la madrugada, Fer se despierta con... temblores, fiebre y... vómitos!
Vómitos van, vómitos vienen, fiebre que sube y fiebre que baja. Viene la doctora. Tenemos la presencia de un virus! Ajo y agua... Camita, reposo, mucho líquido y... nada más.
Fer no atinó a decirme Feliz Cumple en todo el día. Los pekes jamás lo recordaron. Mi ami/comadre que vino a desayunar conmigo terminó haciendo mandados para darme una mano. (Gracias Ce!)
Me fui al cole, dejé a los pekes, me fui a mi cole portando mi propia tarta de ricota para compartir con los colegas. Me saludaron y todo eso. Facebook me saludó aproximadamente unas 140 veces, y les respondí cada una. Mi familia no vino ni a darme un beso, pero me llamó. No fuimos a cenar, obvio.
Ahora... yo fui feliz. A mi me gustó. Siento que la vida me fue preparando para este momento. No siento en falta todas mis expectativas perdidas. El cumple fue, como debía ser. Proyectada hacia los demás: Fer, los pekes, los compañeros, los alumnos.
Quiero eso para mi, y soy feliz cuando puedo vivirlo sin tensiones. Me cuesta olvidar mi yo, pero que bueno cuando lo logro!

3 comentarios:

Stella dijo...

¡Huy! ¡Qué bonito cumpleaños!
Lástima lo de tu Fer, espero que esté mejor.
Cuando te leo te siento tan bien, tan plena y me alegra mucho.
No falta sino decirte: ¡Que cumplas muchos más!
Saludos y un abrazo gigante desde Colombia.

Nika dijo...

Gracias Stella!!! Fer ahi anda, mejoró pero tuvo una pequeña recaída. Nada grave, pero sigue caído. Y a no engañarse: plena si, pero muy "demandada", y se hace sentir. Estar a mil frentes, sola, pesa. Pero... la diferencia es que puedo notarlo y elevarlo. Sino, si que sería verdaderamente pesado.
Gracias otra vez! Besos y... ya me paso x tu blog que "creo" voy a encontrarme con alguna novedad...

PauS dijo...

Felicidadeeeees!
Qué linda manera de cumplir a~nos. Abrazos!!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin