sábado, 18 de septiembre de 2010

Haciendo Limpieza

Gracias por los comentarios! Fueron realmente constructivos.
A ver, que quede claro, yo se que la mujer maravilla no existe. Sólo dije que a veces, en medio de la locura, una se siente medio mujer maravilla. No es que una lo sea ni mucho menos!!!
En fin, anoche también me desvelé, pero me entretuve mirando el final de Sherlock Holmes (con Robert Downey Jr. y Jude Law!!!!) así que no fue tan grave... Siii, ya sé, mirémoslo por el lado amable!! Al menos me recreé la vista!!!
Cuando se me terminó la peli, me puse a pasar notas y me di cuenta que tampoco me falta tanto por corregir. Eso me puso contenta. Seguí corrigiendo un poco. Me fui a despertar a mi familia con besos y mimos y ahí comenzó el loco sábado. Médico por la mañana, cumpleaños al mediodía y grupo de matrimonios a la noche. Lo cierto es que con todo eso ya me saqué algunas de mis preocupaciones de la cabeza. Siguiendo los consejos de Stella (e invadida por la realidad) tengo la casa hecha un verdadero despelote, pero... no me importa un rabanito!!
Ahora, que ya hice un poco de "limpieza" interna, veremos si logro dormir!

5 comentarios:

ColiitO dijo...

Si Merleau- Ponty te escuchara...
Muy probablemente estaría de acuerdo con los comentarios anteriores. El "recorte" de la realidad, es necesario. Aprender que todo no se puede, es fundamental. No porque no puedas alcanzarlo, sino porque cada acción, merece el respeto de ser hecha con ganas y en condiciones.
Sucede como cuando mirás un paisaje.. es maravilloso ver desde luego la cordillera en toda su existencia, pero cuando focalizamos en tan solo una montaña.. nos maravillamos aún de su belleza. Y la pérdida del "no ver" termina por significar, la posibilidad certera del "ver". Quizás también sea como dice Bee, toda ganancia implica una pérdida... de ahí en más, tratemos q esa ganancia justifique lo que no tenemos..
Espero que el 17 hayas pasado muy lindo día del profe :).

Nika dijo...

Sep, supongo que estoy en todo de acuerdo (incluso con Bee) pero el día que Merleau-Ponty, vos y Bee tengan una familia, una profesión que les llena el alma y muchas otras inquietudes, veremos qué tan fácil resulta. Por lo pronto, creo que el problema (desde este aspecto, al menos) reside en un corte entre lo que pienso y lo que hago. También acá debería intentar ser coherente. Pero no es fácil, insisto.
Sip, lo pasé bien, el primero que me lo recordó fue el doc cuando me preguntó a qué me dedicaba. Me dijo feliz día y todo, ja!

ColiitO dijo...

Desde luego que no es fácil. Es dificíl, no imposible.
De veras que no estoy al tanto de la vida personal de Maurice, pero imagino que probablemente intentó poner en práctica auqello que pensaba. De hecho, fuiste vos quien dijo que se debe actuar, como pensamos. Es parte del ser coherente, asique demosle crédito.
En cuanto a Bee, tiene su profesión que le llena el alma, y sus otras inquietudes humanas y sociales que la mantienen comprometida... Quizás yo sea la que este en ese proceso, porque falta algún tiempo para recibirme, pero en todo caso soy de ocuparme de mi estudio y mis otras inquietudes también, claro está.
Me alegro por lo del doc.
Beso grande a vos y los peques.

PauS dijo...

Hola Nika! Por fin econtré tu blog y pude leerlo y disfrutar tus reflexiones, tus hijos tan lindos y las reflexiones de tu hija. Increíble ella!

Encuentro buenísimo que puedas cuidar a tu familia y trabajar en algo que te apasiona, debe ser muy agotador pero imagino que gratificante también. Ánimo no más.

Te dejo un abrazo!

Nika dijo...

Gracias PauS!! Siempre bienvenida!!
Lau...a lo que me refiero no es a la coherencia en sí. Es un esfuerzo continuo, lo sabemos. Me refiero a eso que muchas veces me escuchaste decir: la vida me pasa por encima. Parece que una le pone onda y va a 80 km/h, pero viene una ráfaga de vida que te pasa por al lado y te sacude a 150 km/h. Se entiende? El sólo hecho (insisto, el SOLO hecho) de tener una familia es como llevar el baúl lleno de piedras. Piedras amadas y queridas y rejuntadas por el camino, pero... piedras al fin, que te hacen ir más lento. Y a veces, una quisiera poder ir a 150 km/h, pero no se puede. Bee, vos, PauS, están en etapas en las que eso todavía es posible. Disfurtenlas!!!!
Besho!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin