domingo, 3 de octubre de 2010

A fin de no olvidar

Creo que le robé esa frase a El Principito, que "repetía las cosas a fin de no olvidar". Yo no las repito, las escribo nomás.
Hoy llevamos a Sofi a un cumple. Se dió la circunstancia para que la llevaramos en mi auto, y manejando yo. Fer, que odia ser copiloto, se pasó el mini viaje (10 minutos) haciendo comentarios acerca de mi manera de manejar. Un embole... En fin, la cosa fue que entre tantos comentarios decía que yo manejo muy rápido (es verdad) y preguntaba si siempre manejo asi. Respuesta: Si, siempre.
Horas más tarde, cuando dejo a "los hombres de la casa" en casa, para ir a buscar a Sofi, Fer me da un beso y me dice: Manejá despacio. Ok, le contesto. Jere, por su parte, me persiguió todo el camino desde el televisor hasta la puerta con besos y abrazos y eternas despedidas porque: "te voy a extrañar mucho". En una de esas me dice:
J: Por qué papá te dijo que manejes despacio?
M: Para cuidarme, para que no me pase nada.
J: ... (piensa) Mejor manejá rápido, así volvés antes, pero doblá así y asi (con gestitos de las manitos) cuando vienen los autos.
M: (Muerta de amor) Si bombón, voy a manejar rápido.
J: Pero doblá cuando vengan los autos.
M: Sí bombón. Chau!
J: Chau!
:)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin