domingo, 25 de julio de 2010

Ir al cine en vacaciones...

Estas vacaciones de invierno vienen moviditas para los peques. Bien por ellos! Y por nosotros, que también disfrutamos.
Unos 15 días antes de las benditas vacaciones se estrenó Toy Story 3, y como nunca, decidimos llevarlos al cine. Intentamos reservar entradas en Hoyts, pero en vano, el sistema no nos ayudaba. Hartos de intentar nos fuimos al shopping con casi una hora y media de anticipación. Nuevamente en vano, no conseguimos entrada. Grrrr.... esto ya se estaba tornando molesto....
Pasada una semana de las vacaciones, nuevamente sale el tema. Y no, la verdad ya nos sentíamos hasta malos padres por no llevarlos al cine.
Entro nuevamente en Hoyts y... o sorpresa! Aparece un banner que indica que durante las vacaciones de invierno "nuestras boleterías estarán abiertas desde las 9 hs. (aprox), y nuestras primeras funciones comenzarán a las 10 hs"!!!! Wow!! Hete aquí la solución! Sin pérdida de tiempo reservo 4 entradas para ver Toy Story en 3D para el sábado a las 10 hs., y consigo! Encima cada entrada a la módica suma de $ 25.- Yupiii!!!!
Alerta, como no era una compra sino una reserva, la misma caducaba 45 minutos antes de la peli. A saber: 9:15hs.
(Sí, ya se que hay mucho dato, pero van a ver que es por algo...)
El sábado nos levantamos tempranísimo y salimos disparados rumbo al shopping (donde está el cine). Llegamos con puntualidad: 9:05 hs. Allá íbamos, contentos y felices cuando... nos para el sr. de seguridad y nos advierte que... el shopping permanece cerrado hasta las... 10 hs!!!! Que no, que no puede ser, que tenemos reservadas las entradas, que se nos vence la reserva, que la peli empieza a las 10 hs., que algo debe estar mal... Nada. No se podía hacer Nada. Pero bueno... si queríamos, podíamos desayunar en el Starbucks que era lo único abierto a esa hora. Y bue, otra no quedaba. Nos fuimos a desayunar.
Volvimos a hablar con otro seguridad, nada otra vez. En fin, tuvimos que esperar estoicamente hasta las 10 hs.
Subimos a toda velocidad y ya en las boleterias...
- Buen día, tenemos una reserva para ver Toy Story
- Sí, me permite el código
- .... (se lo damos)
- Pero esta reserva está cancelada.
- Sí, claro.... (y le contamos tooooda la historia)
La chica de la boletería asiente comprensiva, pero afirma que no se puede hacer nada, que si, que es cierto que el sistema funciona mal.
- Bueno, pero... nos podés vender nuestras entradas que ahora no están reservadas? (A esta altura aclaremos... NO HABÍA NADIE EN EL CINE)
- Sí, claro. A ver... son $ 120.-
- Perdón, cuánto está la entrada?
- $ 30.-
- Pero yo las reservé por $ 25.-!
- Ah, si, porque por internet están más baratas.
A esta altura, yo, que ya venía suuuuper chivada, me chivé del todo y con todo el control del que fui capaz dije:
- Tienen libro de quejas?
- Si, claro. (Y se fue puertas adentro)
Vuelve la chica y nos dice:
- Me dicen que les bonificamos 2 entradas, así que solo tendrían que abonar $ 60.-
- Ok.
Fer saca la tarjeta de débito, para pagar y...
- Ah, pero con la tarjeta de ese banco tienen descuento!
- Ah, bueno, mejor!
- Entonces serían... $ 30.-
Chan!
Ok, por si todo esto fuera poco, fuimos a la sala a ver la peli... Y ESTÁBAMOS NOSOTROS SOLOS!!!!
Con la diferencia que nos ahorramos, nos fuimos a almorzar!
Estas si que son vacaciones!!!

No hay comentarios.:

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin