viernes, 27 de abril de 2007

Reconversión laboral

Con la maternidad surgen nuevos tiempos, nuevas necesidades. También reaparecen necesidades viejas (realizarse profesionalmente, por ejemplo) que fueron quedando atrás por las nuevas necesidades. Las familiares. En medio de todo eso la eterna pregunta: ¿Quién soy? Nuestra identidad, ahora repensada desde el ser madre, añade ingredientes nuevos. ¿Cómo hacer? Y ahí empezamos a conversar con una amiga, con otra, con un hermano, con quien se cruce. Lo cierto es que las opciones son pocas. O bien nos dedicamos a seguir con lo mismo que hacíamos antes de la licencia, o bien nos buscamos otra ocupación. La primera opción tiene de bueno varias cosas, por empezar que no tenemos que rompernos la cabeza pensando qué hacer. También tiene de bueno que una conserva los ingresos que tenía antes de ser madre (la asignación por hijo, al menos en Argentina, es una miseria así que no cuenta). La desventaja es que el horario suele ser demasiado extenso para poder dedicarse a la familia como a una le gustaría, y en el peor de los casos ya no nos llena el espíritu. La segunda opción tiene como ventaja que habitualmente una busca algo con menor carga horaria e inclusive algo para poder hacer "desde casa". Las desventajas: los ingresos merman en relación al horario, y lo que puede ser aun peor, no se me ocurre qué hacer?! Acá el tema de "reconversión laboral".
Llegada esta etapa de la vida, yo al menos, necesito darle un giro a mi profesión y no veo por dónde. Reconvertirse está íntimamente relacionado con repensarse. ¿Soy en relación a mi trabajo o a mi familia? ¿Cómo hago para balancear ambas realidades?
Preguntas, como de costumbre, a las que todavía no encuentro respuestas. ¿Alguna ayuda?

4 comentarios:

JENNY dijo...

Esa es la pregunta de los mil centavos... qué hacer??

En mi vida pensé cambiar del área donde me he desempañad toda la vida, paar incursionar en nuevos retos con horarios más cómodos, pero con una merma económica. Así estuve un tiempo, pero ha medida que los niñso crecen y te vas adaptando a las exigencias laborales, quieres hacer más... cuando finalmente volví a lo que he hecho toda mi vida, por supuesto tuve que hacerlo por una jornada completa que para nada era compatible con mis hijos... pero ellos más grandecitos, podía "confiar" que no hicieran nada grave en mi ausencia, se quedaban solitos en casa hasta que yo llegaba en la noche (el horario aquí en España es de 9:30 a 1.30 y de 4:30 a 8:30, en casi todos los casos) . Rezaba a Dios para que nada malo les sucediera en mi ausencia.. y así fue... hasta que nació Sophi.

Tuve que replantearme la vida y decidí (asumiendo todo los sacrificios económicos) quedarme con ella, terminé mi reposo y habé con mi jefa y le dije que no quería volver, lo comprendió pero al mismo tiempo le sentó mal. Pero mi deseo de ser madre de una bebe por 24 horas me hacía mucha ilusión, ver sus primeros todos, era algo que disfruté poco con mis hijos mayores.

Pasó mi año sabático y como cosas del destino, me llamaron para ver si quería hacer un medio tiempo en otra agencia. Acepté encantada!! La verdad es que adoro trabajar y lo que hago! Así que he encontrado un equilibrio... la casa me estaba consuminedo los últimos meses y me estaba frustrando un poco. Me iba a replantear hacer otras cosas antes que me llamaran, pero fui a una orientadora laboral y me dijo: Con la experiencia que tienes es una pena que te pongas a inventar en hacer otras cosas. Le xpliqué que los horarios eran crueles paar las madres y me apoyó-- y más si son tres los que hay que cuidar.

Ojalá pudieses conseguir algo en media jornada en lo tuyo! Suerte!

Nika dijo...

Gracias Jenny!! Qué suerte que en España hay orientadoras laborales, acá tenés que arreglarte con charlar con las amigas (que por suerte son psicólogas y están en el tema de recursos humanos) aunque supongo que no es lo mismo. En realidad yo lo que quisiera es reducir mi actividad de siempre en incorporar esas nuevas actividades para darle un giro más jugoso a la profesión. Veré que se puede hacer, pero no deja de comerme el coco la pregunta, y como telón de fondo saber si estoy eligiendo bien.

mamasita dijo...

a mi me paso que cuando regrese al trabajo [mi propia empresa] despues de la licencia de maternidad, tuvimos que tomar la decision de cerrar la compañia pues tanto mi socio como yo nos ibamos a ir del pais... asi que pude volver a casa a cuidar a mi chiqui sin interrupcion... ahora que estoy de viaje no me preocupo por trabajar, pero cuando lleguemos a barcelona y nos estabilicemos alla empezare a buscar un oficio, algo tengo claro y es que le voy a dar un vuelco total a mi 'carrera' - voy a hacer algo que me apasione, muy dificil????

Nika dijo...

Mamasita, yo no se si es difícil o es simplemente una cuestión de oportunidades. Es que también entra a jugar el factor edad xq no se si les pasa que ya vamos entrando en una edad donde es difícil comenzar cosas nuevas, porque el mercado laboral no lo permite. Qué se yo, cosas que pienso.
Suerte con el giro de carrera!!

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin