jueves, 22 de marzo de 2007

No soy una gran consumidora de música, me encanta escuchar la radio y nada más. Por otro lado, comprar música es una decisión bastante compleja en lo que a mi refiere ya que si quiero comprar CD´s originales tengo que pagar un dineral que ni tengo ni pienso invertir. Por otro lado, compar CD´s truchos... Lo he hecho, pero no me satisface.


Teniendo en cuenta lo anterior, cuando leí el review de este último trabajo de Sting en la revista Ciudad Nueva supe que tenía que comprarlo. Al poco tiempo leí otro review en la Viva de Clarín, y sí, ya no había más dudas.


No me equivoqué: Sting canta las canciones de John Dowland, un compositor del siglo XVI. Pleno reinado de Elizabeth (sí, la de la película). Ese tipo de música ya me había cautivado cuando ví Orlando, hace unos 10 o 15 años, aunque nunca se me hubiera ocurrido buscarla.


Hoy Sting me trae todo eso con sus Canciones desde el Laberinto, y me acerca un poco más a seguir descubriendo quién soy yo hoy.

1 comentario:

Lauuu dijo...

No tengo ni la menor idea quien es el amigo...
Pero muero de ganas yo tambien por saber quien soy...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin