domingo, 3 de octubre de 2010

Me falta el libro

Ayer, después de varias semanas de postergación, plantamos el limonero.
Profundicemos.
1) El limonero: Este hermoso ejemplar ha acompañado mi vida desde mis 5 años (creo). Estuvo en la casa de mis viejos hasta hace unas semanas en que, debido a algunas reformas, tuvo que ser removido. Una pena, ya que dicha reforma no solo removió el limonero, sino una palta y todo el patio de la casa en la que corrimos, jugamos, crecimos y todo lo demás. Dejar a este limonero sin hogar, o dejarlo en la vereda para que unas manos ajenas lo cobijen, nunca fue una opción.
2) La postergación: Se lo pasó a un tacho grande y en el tacho vivió (o algo así) hasta ayer, que lo transplantamos a su nuevo hogar. Un hogar en el que no abundan los "manos verdes", así que el pobrecito tendrá que poner su parte. Postergación que tiene que ver con los ritmos frenéticos que se viven en esta casa, que mis lectoras conocen muy bien.
3) PlantaMOS: Sip, si bien la tarea cayó en manos de Fer, que cargó con el limonero, hizo el pozo y demás, todos colaboramos. Los peques, embarrándose en el intento de hacer más grande el pozo. Y yo..., yo marcando el lugar del pozo y cuidando al pobre ser vivo cuando lo sacamos del tacho. Se acuerdan de Tupac-Amarú? El que murió despedazado? Buen, yo sentía que al pobre árbol le iba a pasar lo mismo si Fer seguía tirando para sacarlo de ahí. Así que con indicaciones, y cuidados logramos pasarlo a tierra. Finalmente todos nos terminamos de embarrar para rellenar el pozo mientras sosteníamos el limonero en posición vertical.

Entonces... yo hijos ya tengo, árbol ya planté, me falta el libro! Y el blog... no, el blog es otra cosa.

2 comentarios:

ColiitOandBee dijo...

Yo apoyo la idea del libro :).

Coliito dijo...

Feliiiz Día Ve!!! :)
Beshotón!..

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin