sábado, 12 de enero de 2008

Seguimos de vacaciones

Seguimos de vacaciones y en consecuencia seguimos de paseo. Este sábado nos fuimos a Tierra Santa. Hacía tiempo que Fer quería ir porque no lo conocía. Yo había ido antes que naciera Sofi con el colegio. Como a Sofi una de las cosas que más le divierte de ir a misa es ver los cuadritos del Vía Crucis y que le contemos qué está pasando, pensamos que era una buena idea. Si bien el sol está fuerte, hoy corría un lindo vientito.

Allí fuimos y... llegamos temprano!!! Algo que había que saber es que en verano abren a las 16 hs. En fin, aprovechamos para pasear por la costanera (hacía años que no iba por ahí!!). Ver y conocer el Río. Ver a los pescadores. Tomar un heladito al paso. Si nos hubiéramos avivado hasta podíamos almorzar con el famoso choripán, pero no nos avivamos.

Como salida: espectacular!! Vale la pena pagar los $ 15.- de entrada ($5.- los menores de 3 a 12 años) porque el parque está muy bien cuidado. Los precios gastronómicos, como en todas partes: caros. No te dejan entrar con comida, pero podés llevarte el pic-nic a la costanera y ya. Gaseosas y aguas: $ 4,5.- El cartel lo prohibe pero había gente con el matecito a cuestas (uruguayos creo).

Una cosa que me quedé pensando mientras caminaba y miraba a la gente que pasaba fue que ya es bien difícil definirse a uno mismo como persona, tanto más difícil es definirse como familia. Uno en los "planes" sabe lo que quiere, pero en la práctica -al menos a nosotros- nos cuesta. Hacer el esfuerzo "voluntario" (no me sale otra palabra) de salir, esforzarse por hacer el paseo grato para los hijos (juro que Jere estuvo más que imposible, así que realmente fue un esfuerzo), acompañar el aprendizaje y descubrimiento de Sofi. Pararme al rayo del sol a explicarle qué era lo que veía mientras los que pasaban escuchaban (y yo moría de vergüenza). Realmente todo eso es difícil de llevar a la práctica.

Ya de vuelta recordaba mi infancia, con mis viejos que nos llevaban a cuanto paseo existía. Valorar sus esfuerzos. Valorar sus inquietudes. Y mirarme, yo, hoy, mamá, familia. Y charlar con Fer, con una historia familiar con esquemas distintos, y hoy juntos con un mismo proyecto en común.

Mucho más que un paseo.

3 comentarios:

Mariana dijo...

Qué bueno! Me alegro tanto de esas movidas internas!! La salida, sólo una excusa, o mejor dicho, una oportunidad. Un abrazo!!

Jime... dijo...

Mucho más que un paseo... :)
Me encantó la reflexión, toda.

Yo tengo todo lejitos, con calor y la poca voluntad de Alejandro para salir con los crios no me anoto a tus propuestas... claro que Ale va toooodos los días para capital o alrededores y es más q entendible que llegue y no quiera salir, menos volver de donde viene. Por eso nos quedamos por acá, yo ansiando q Eze crezca un poco mas para poder salir los tres:Eli, Eze y yo :)

A mi me daba vergüenza al principio, pero soy muy caradura se ve, me duró poco la vergüenza! jajajajaja Qué sigas disfrutando y compartiendo :)

Nika dijo...

Gracias Marian!!
Jime, no te me hagas la vagoneta que ahora que manejás... Además, por allá tenés el Museo de La Plata, con todos los dinosaurios. Tenés el bosque Pereyra Iraola (se llama así?) para pasar el día a puro pic-nic. Tenés la Ciudad de los Niños!!!! Como decía en el post, a veces es difícil empezar, buscar, pero una vez que le agarremos la mano -me incluyo- no nos para nadie!!
Besos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin