miércoles, 28 de noviembre de 2007

"Esto que soy, eso te doy"

Tengo 36 años. Me casé hace casi 7 años y ya tenemos 2 hijos. Sofi de 3 años y Jere de 8 meses.
Hace un año nos mudamos de Capital a Gran Buenos Aires. De departamento a casa (grande!). Y de vuelta estoy en mi pago. Yo soy de acá. Fer (mi esposo) es de Capital.
Con el embarazo de Sofi tuve muchas dudas, como toda primeriza. Pero fueron todas dudas e inseguridades inconsientes que salieron disfrazadas de ataques de pánico. En el fondo esa situación me hizo pensarme mucho. Mucho. Repasar mi historia como hija, proyectarme como mamá.
Soy profesora de filosofía en polimodal (secundaria) y mi proyecto siempre fue mantener este aspecto de mi vida aun cuando llegaran los hijos. Incluso, al año de nacer Sofi empecé una maestría.
Con el crecimiento de Sofi se me fueron moviendo las estructuras. Yo no soy la típica mamá babosa de sus hijos. No. Soy pro-jardín, cero remordimiento cuando los dejo en el jadín. Anti-lactancia, la teta es mía y te la presto sólo porque la sociedad me jode muuuuucho y por un tema de anticuerpos y esas cosas. Pro-independencia y autonomía, no me vas a ver ni a palos en una reunión pendiente de dónde están mis hijos (aunque te aseguro que lo se) porque estoy segura de lo que les enseñé en casa. Anti-discurso "mi hijo es el más lindo-el más mejor". Luché empedernidamente en cada reunión de amigos por mantener un diálogo alejado del precio de los pañales, los tratamientos para recuperar la figura, y los consejos de crianza. Digo, como para hacer un rápido cuadro de situación.
Todo iba bien, hasta que con el crecimiento de Jere me fui reencontrando con mi lado materno mas profundo. A descubrir el valor de las cosas que se hacen en casa, el tiempo que se "pierde" tirada en la cama haciendonos cosquillas, a dejar de hacer "las cosas de la casa" para jugar con ellos. Y todo esto hace no más de 4 meses con todísima la furia.
Este último tiempo estabamos a las corridas. Muchos compromisos y cosas que, si bien los incluye, no nos deja tiempo exclusivo para disfrutar de ser madre-hijos.
Hace unas semanas yo tenía un encuentro de todo el fin de semana. Podíamos ir los cuatro pero sentíamos que no daba. Mejor iba yo sola. El viernes, antes del encuentro sentí muy dentro de mí que tenía que quedarme para hacerles mimos a mis hijos. No lo puedo explicar. Ya les dije que este cambio es muy reciente en mí, pero sí era una certeza. Me quedé, y creo que fue la decisión más sabia. Estoy segura que esa era la voluntad de Dios para mí en ese momento. Segura, posta. Así que con mucha paz me quedé.
Creo, como ya hemos compartido en algún foro con MKB, que la cuestión es repensarnos desde esta nueva realidad. Asumir que ya no somos las mismas. No es un mero accidente, es sustancia. Es un cambio sustancial (diría Aristóteles). Ya no soy lo que era. Soy lo que soy ahora. Cambio mi materia y cambió mi forma.

15 comentarios:

Mamac. dijo...

Nika que grande tú. Grande por detenerte y mirar tu proceso desde lo que eras y hasta lo que te has convertido. Es algo que yo constantemente estoy pensando y, a pesar que logro diferenciar mis etapas, todavía me cuesta despedirme de la que era antes. No es que extrañe los carretes (fiestas), o la libertad, sino que a veces me gustaría volver a ser yo, sola yo persona individual, pasar inadvertida y no estar tanto bajo la lupa familiar-societal. Sería tranquilizador que esas "decisiones sabias" como la tuya simplemente fuesen, y no dieran paso a tanto cuestionamiento mental como a veces me pasa. Supongo (y espero) que es cosa de tiempo.
No te doy más la lata.
Felicitaciones por el finde regaloneado!!

MKB dijo...

Uf Nika, me sorpendiste con este post. Aunque creo que yo sí encajo con la definición de mamá babosa, me autodefina como súper pro-lactancia y soy de las que en las reuniones sociales trae a la niña (crecidita ya) colgando como koala, entiendo mucho tu proceso y me siento bien identificada. Porque lo de entregarse a la maternidad-intensa para mí no fue una decisión ni una cuestión de principios. Fue algo que me pasó, que me tomó por sorpresa ya que antes jamás me había proyectado así. No traía esa escuela, no es la de mi madre por ejemplo, ni estaba al tanto de los beneficios de la crianza cariñosa y todas esas cosas. De hecho no sé en qué momento lo empecé a vivir sin culpas y sin conflictos, porque como sabes al principio sí era un tema que me hacía cuestionarme profundamente.
El disfrutar ser madre-hija es algo que descubrí, entregarse y dejarse llevar por el profundo placer de jugar a las cosquillas en la cama, como dices, y permitirse dejar de hacer las cosas de la casa y todas esas cosas.
Cómo dice Mamac, grande Nika, porque de eso se trata, de ir descubriéndose y redescubriéndose.

un abrazo,

Marce

pd: Privaticé mi blog, pero estás invitadísima a seguir participando, sólo tienes que ingresar con tu mail y password blogger. Cualquier problema que tengas para entrar, porfavor cuéntamelo acá.

Turca dijo...

Mencantó!
Beso.

Paula dijo...

ay boludaaaa... me encanto, me encanto mal!!!
Te dejo besotes y me encanto mal de nuevo!!!

Paula dijo...

Nika... permiiiiso... Marce de Emi y La Jose en camino... me invitas a mi tambien??????
Besos a todas!!!

Chichina dijo...

hola!
hace unos dias abandone una actividad para pasar mas tiempo con Matias, aunq el venia con migo, yo no estaba conectada a el en ese tiempo, era en capital y ademas teniamos q viajar!
llore un monton porq termine con algo, pero ahora lo veo dormir en mi cama mientras te escribo, no tiene palabras, a mi tambien me hizo un click en la cabeza, no se cuando ni como.
y deje de suspirar y matias dejo de tener mocos.
gracias por compartirnos esto!

Mariana dijo...

Enhorabuena, como díría algún gallego.
De corazón me alegro, tanto tanto.
Un abrazo!!!

Jime... dijo...

Uffff... cuanta siceridad, se agradece :)
Me emociona saber que vos sabes jajajaja Digo, no es que me gustó que estes "del otro bando", sino que tengas conciencia de las cosas, de tus sentimientos y las cosas que se producen en tu casa con tu familia, en tu vida... :)
Con piel de gallina todavía te dejo besos y abrazos y nos vemos muy prontito!

Viole dijo...

me impactó encontrar este post en este blog, me encanto! es como conocerte mas, y asi tener ganas enormes de hablarte, abrirte mi corazon! asi que profe de filosofía??? platónica o aristotélica??? del mundo de los sentidos? del mundo de las cavernas??? en fin... gracias! me da alivio encotrar que no todas las maternidades y los maternajes son pro lactancia, pro ccolecho..pro pro pro...
y tambien me encanta que dentro de tu independencia escuches la voz del corazon que te permite quedarte un dia en casa sólo disfrutando de ser madre. tenes dos crios divinos!!!!
besasos! y ojala el encuentro de hoy haya sido de 10!!!!

Nika dijo...

Gracias a todas por la comprensión, se que no pensamos igual en muuuchos casos, pero también se que hay confianza para "ser" cada una a su estilo.
Viole, te aseguro que también es posible encontrar el propio camino. No quiero bajar linea ni nada xq a mi misma me costó(cuesta) un huevo. Pensá que desde que nació Sofi pasaron 3 años, así que si algo me quedó claro es que yo para todos los procesos y cambios SOY LENTA!!! Para esto también. Por otro lado, quién nos apura?
Gracias otra vez a todas!!

Turca dijo...

Nadie, no nos apura nadie! :)

Gracias por lo de hoy, lo pasé hermoso! Súper relajada, sentí mucho cariño y una calidez inmensa.

Gracias otra vez!!!!

Besosssssssssssss.

Jime... dijo...

Nika, gracias por recibirnos en tu casa! La pasamos muy muy bien!!!

Hoy pensaba recordando este post que a mi me pasa un poco al revez que vos... Con Eliana hice cosas que después me enteré que se llamaban colecho, lactancia prolongada, mirada exclusica, crianza con apego y no se que otras cosas más... Lo hice porque así nos salió, sin libros y sin recetas, fue un andar diario que tuvo que ver con nuestra forma.

Con Ezequiel habia leido muchas cosas y ahí había descubierto los libros de L. Gutman, Carlos Gonzales y otras cosas... Y tenían que ver con muchas cosas que yo había hecho y que seguramente no me iba a costar seguir haciendo con Eze... me había planteado la idea por ejemplo de darle la teta hasta que él quisiera, así tuviese 5 años... bueno, no tanto capaz jajajaja al final tomó tres meses más de los qe tomó eliana, eli hasta el año y medio, eze hasta el año y nueve meses o poquito menos... y fue un dejar de los dos, yo me sentia cansada y me dolia el pecho (porque no se a que edad empezó a tomar solo de un lado :? ), y él tomaba apenas un poco y ya una vez al día, por las noches más que nada para dormir, así que un día el no tomó y al otro día aproveché para hacerme la distraida y que el padre lo hiciera dormir, al otro día le di una mamadera para que se durmiera y así dejó la teta definitivamente, no llegamos a los 5 años y no ibamos a llegar! jajajajaja

Pero... la verdad es que (quizás porque sea el segundo, no se) no le tengo taaaaanta paciencia, ya no explico y explico y explico como hacia con Eli, la verdad ya no me fijo en toooodo lo que mira o escucha, quizás porque me tengo más confianza y no porque no me interese lo que él hace... con el colecho la primera en decir: pasalo a la cuna, era yo jajaja
Pero si llora vuelve a la cama grande claro, pero traté más que con Eli de que durmiera solo y tranquilo claro sin obligarlo, algunas noches resultaba, otras no... sin presiones tampoco... y así muchas cosas, por ejemplo cuando nació le di una mamadera con leche sancor al segundo día de nacido porque yo queria descansar! Habia estado él desde qe nació prendido a la teta y yo queria que no me dolieran por lo menos los pezones un par de horas y que el durmiera sin estar con la teta en la boca por lo menos tres horas seguidas para que yo pudiera descansar! Así que le di una mamadera sin culpas, sabiendo que el pecho era lo principal y que no iba a reemplazar la teta por la mamadera, pero ncesitaba darme el permiso que me di :) (esto lo digo porque parece una boludez, pero en el embarazo y hasta que decidí darle esa mamadera no había comprado ni aiquiera mamadera o chupete porque YO la tenía re clara, mi hijo NO iba a tomar/necesitar mamadera)
Y bueno, así debo reconocer que con Ezequiel no fui tan buena madre jajajajajajajajajaj es broma...
Por eso, creo, lo importante es escucharse y ser autenticas, si dentro de eso una puede estar para ellos, disfrutarlo, ceder sin sentir que es una obligación mejor :)
Yo creo que (comoejemplo) es tan malo dar una teta obligada cuando el deseo es darle mamadera, como darle mamadera obligada cuando el deseo es darle la teta... eso de traicionar nuestro deseo más profundo, y esto se vuelve toooodo un tema :)

Besos y muchas gracias por todo!!!

Cote dijo...

Nika!!!! ando super apurada y con poco tiempo para comentarte este buenísimo post!! pasaré en cuanto pueda a dejarte mis pensamientos
:)
besitos

PD: cómo estuvo el nuevo encuentro???me acordé mucho de ustedes

Andre dijo...

Amiga:
Me alegra que hoy seas "esta que sos" como dice siempre Rafael, nos sorprende verte con estas "nuevas cualidades" y que esta maternidad que tanto te movilizó te haya hecho "Nika reloaded" y te encuentre combinando lo mejor de ambos mundos. Brindo por vos, desde mi lugar de hablar de la teta, los tratamientos para adelgazar y todo eso. Nos queremos y respetamos con los distintos estilos, y está bueno. Un beso grande

Marian dijo...

Adoro estas sinceridades.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin