miércoles, 6 de agosto de 2008

Hace 4 años


Nunca escribí sobre el nacimiento de Sofi, y cuando ví esta foto tan hermosa que le sacamos estrenando el vestidito que se puso en su cumple de cuatro (esto fue el día anterior) me vinieron las ganas de escribir.


El embarazo de So fue el segundo, nuestr@ primer hij@, Jan, vive en el cielo desde sus 16 semanas de vida.


So apareció casi exactamente un año después. El embarazo empezó a los ponchazos. Gracias a la experiencia anterior y a la ausencia de un obstetra de cabecera como la gente andabamos a los tumbos. Con un tratamiento que no era el adecuado. Con miedos. Gracias a Dios, y por esas cosas de Dios, dimos con EL obstetra. Le dio un plumazo a todo tratamiento, a todo temor, a todo. Fue empezar de cero.


El embarazo en si iba tranqui, algunas pérdidas importantes pero nada más. Todo se solucionó. Lo que no se solucionó fueron unos ataques de pánico en el fin del segundo trimestre que amenazaron todo. Gracias a Dios (otra vez) nuestro obstetra era también... homeópata!! Me contuvo, me cuidó, nos cuidó. Fue difícil.

A todo esto Fer viajaba mucho. Dos o tres días, pero seguido.

Faltaban unas 3 semanas para la FPP cuando Fer estaba en Rosario. Yo tenía consulta a las 14 hs. del miércoles 28 de Julio de 2004.

La noche anterior, harta del embole de estar de licencia (por los ataques de pánico) me llevé la tele con su respectivo carrito y un parlante que venía en el combo rodando del living a la pieza. Pasé una noche espectacular de peliculas y zapping.

Al día siguiente hice vida normal, me bañé y me fui lo más pancha al obstetra.

Apenas me hace tacto me dice: "Vos estuviste con contracciones?" Yo: "Hummm... no. No sé..." "Sí sí, vos tuviste contracciones. Tenés 4 (creo) de dilatación. Ahora mismo te vas para el Sanatorio. Salís de acá y no parás ni para llamar por teléfono. En todo caso llamás cuando llegás." Y yo...: "Pero... cuando va a nacer (pensando en Fer y todo eso)?" "Hoy, preparate porque nace hoy." Buen, dije yo. Le pregunto a la recepcionista cómo llegar al Sanatorio, yo ni idea. Ella me mira con cara de que estoy loca pero yo no creí que fuera para tanto. Conclusión bajé a la calle, camino al subte me compré una tarjeta de teléfono. Llamé a Fer (que salío disparado en remis desde Rosario), llamé a mi vieja para que me trajera las cosas, me tomé el subte (metro) y me fui. En el subte recordé que fecha era y cayendo en que este día iba a ser el día del cumple de mi hij@. Sofi había sido muy pudororsa y jamás mostró nada durante el embarazo.

Llego al Sanatorio, mientras llamo a mi psicóloga para cancelar el turno. La partera estaba desesperada porque yo no aparecía por ningún lado. Papeles van, papeles vienen. No había cama pero mi dilatación estaba en 7 y no me iban a dejar salir. Yo como si nada. Pero... nada de nada. Juro que no me dolió ni una contracción. Estaba de lo más tranquila. Me dejaba llevar. Llegó mi vieja. Me prepararon para la sala de parto directo. Peridural. Todo bien. Mi vieja entró conmigo y vio nacer a su nieta. Fer... en camino. Yo del parto en si no recuerdo mucho. Se que salió al toque. Antes de las 17 ya estaba afuera la peque. 16: 53. El doc. la tenía colgando de las patitas y dijo: "A ver qué es..." y la abrió como un libro. Yo pensé: "Pobrecita, que manera indigna de saber qué es" Bue, más bien lo sentí. Cuando me la dieron yo la miré y pensé, ahora sí palabras textuales: "Y ahora qué se supone que haga con vos?". El resto es parte del folclore común. Lo fuera de lo común fue que ella nació "pensativa", con el puñito en el cachete y fue gracias a eso que me desgarró. Me cosieron pero más tarde tuve una hemorragia y casi no la cuento. Fer, que ya había llegado, la pasó muy mal. Mi estadía en la clinica fue en terapia intermedia llena de cablecitos y casi sin poder ver a Sofi. Igual fue nada. Fer y yo nos descostillamos de la risa viendo a Pettinato en la tele justo cuando el doc. llegó para hacer un control. Sí, los locos de terapia intermedia eramos nosotros.

En estos cuatro años Sofi me enseñó literalmente a ser mamá. Yo no sabía qué esperar. Tenía muchas exigencias internas respecto a lo que se esperaba de mí. El primer año sentía que daba lección todos los días. A ella la sentía una carga, una mochila. Pero ella sola se fue encargando de enseñarme. Me pregunto si que ella sea tan independiente no tiene que ver conmigo. Siempre la ví grande. Más grande de lo que es. Al año ya la veía nena, no bebota. Ahora hago esfuerzos por verla chiquita, pero no me sale. Siempre la veo más grande.

Es la que es. No se parece a nadie, se parece a ella misma.

11 comentarios:

Marian dijo...

mencanto (asi todo junto)

q lindo el "como" lo contaste

me mató: "y ahora q se supone q haga con vos" jaaaaaaaa
tal cual

nena, segui contando estas cositas hermosas de la vida
abrirse
comunicarse
es lo + lindo


beso

Ale dijo...

bello, hermoso, re re re lindo leerte! asi tan fresca!

y Sofi una reina.... esta tan linda!

vivimabi dijo...

muy lindo tu relato esta buenisimo que escribas cosas tuyas por que en mi caso me haces sentir de la forma en que lo explicas que estoy precenciando el momento y es muy agradable. Segui asi
Vivi

MKB dijo...

qué liiiindo lo que contaste y me encanta tu simpleza para mirarlo sin por eso quitarle sentimiento y corazón. es lindo dejar registro de esto y compartirlo con otras mamás. Nos permite emocionarnos una vez más por el milagro cotideano de convertirse en madre y ver a nuestros tesoros crecer.
Felicidades por esos 4 años a Sofi, que se ve bella con ese vestidito.

Mariana dijo...

Qué lindo lo contás, y que preciosa ella!!!!! Feliz cumple!!!!

P. dijo...

que buen relato, que buena manera de decirlo, que nena taaaaan hermosa y que Mamà que sos!!
te/les mando besos!

mamasita dijo...

Nika que historia tan linda, te felicito, y felitaciones para la sofi linda en su cumpleaños, ese vestidito le queda precioso
muchos besos

Maco dijo...

Nika, perdona lo ingrata... yo perdiéndome esta foto y esta historia preciosas.

Y cómo no emocionarme, y cómo no recordar el nacimiento de mi Gui.

Muchos besos, especialmente a SOfi... se pasó al foto.

Andre dijo...

Nika: Me encanta ver a Sofi tan parecida a vos. Ella es una nena independiente, segura de sí y buena con sus amigos. Piensa profundamente y se nota cuán grande está. Estoy convencida de que muchas de sus virtudes tienen su base en que vos la apoyás mucho y que te ve a vos como su modelo. Te quiero mucho, amiga y me alegra haber estado ahí hace cuatro años y que sigamos siendo amigas hoy. Andle

elartedesermama dijo...

Hermoso tu relato, tenés una hijita preciosa!, que maravillosa experiencia esto de ser mamá no?

bsos a todas!

Maco dijo...

En qué andas???


Se te extraña!

Besitos.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin