miércoles, 5 de septiembre de 2007

Qué pasó?

Marce se preguntaba cuándo fue que su Emi empezó a ser una nena. Yo estoy empezando a preguntarme cuándo fue que mi nena todo dulzura, risas y travesuras pasó a convertirse en esta otra que salta de un berrinche a otro, que me provoca y me mide, me desafía, y que -para decirlo brevemente- saca lo peor de mi.
De verdad, a veces me dan ganas de matarla (en sentido figurado, se entiende), y yo entiendo todo eso de los berrinches, el pedir el límite, del hermanito y todo lo demás. De hecho creía (ílusa de mí) manejarlo bastante bien. Pero el problema no es ese, no. Que se entienda, el problema es que me pone muy triste sentir que perdí algo de mi nena. Cada vez siento más fugaces los momentos de amor pleno, y cada vez más persistentes los momentos de furia.
Por otro lado, reconozco que So está empezando a mostrar su personalidad, y al mismo tiempo descubro en ella ciertos ciclos (Será que como toda mujer, aun en su más tierna infancia ya aparecen los ciclos?) . Ciclos de amor y ciclos de furia. Esto me consuela un poco porque si ahora está con el ciclo de furia cabe esperar un nuevo ciclo de amor... no?

11 comentarios:

Mamac. dijo...

Uf... paciencia! a mi también me pasó, parece que es propio de los 3 años (aunque el mío tiene 4 y aún no se le pasa). Algunas personas me han consolado argumentando que los niños inteligentes son así, desafiantes, medios tiranos, pero la verdad que en el momento de la crisis no hay consuelo que alcance. Y claro, tal como tú dijiste (porque las mamás, en el fondo, siempre sabemos)si es un ciclo, ya vendrá la otra parte.
Besos y ánimos.

fer dijo...

Me pasa exactamente lo mismo con mi nene de 3 años y 6 meses!!! No es algo que tenga que ver con lo femenino, sino con la edad y el nacimiento de la hermanita, de 1 año en breve, y también pasa por esos ciclos. También me agarra esa tristeza o angustiar al pensar que perdí algo de ese nene dulce y todo amor que era. A veces también me pregunto, si Mora, su hermana, no estuviese, hubiese hecho ese cambio tan grande igualmente? Pero quién pude saber eso...
Besos, tengamos paciencia..

MKB dijo...

Ánimo Nika, estoy segura que es una etapa. No puedo hablar con propiedad porque aún me falta para llegar a esa, pero estoy convencida que todos tenemos ciclos y después de uno malo viene uno bueno.
Siempre me he preguntado si hay madres tan elevadas que nunca han vivido, aunque sea por un segundo, esas ganas de ahorcar a un hijo para que deje de hinchar. Pero a la vez todas al segundo siguiente los amamos y encontramos adorables.
Éxito en este nuevo desafío y deja registro cuando lo superes para que me enseñes a mí cuando me toque.

Besos,

marce

Cote dijo...

Ayyy Nika...todas te entendemos. Porque la que diga que nunca ha querido "matar" a su hijo.....no sé, yono le creo. Me acuerdo de una vez que le dije a mi marido "menos mal pusimos malla anticaídas en la terraza, porque si no, te aseguro que tiraba a la Fernanda desde el piso 15"... es cierto que muchas veces sacan lo peor de uno...pero al menos, la mía como todavía es chica, es la minoría de las veces...

Como dicen los más viejos "aprovéchalos mientras son chicos..... crecen, y todo cambia". Consuélate que al menos no eres la única.... es parte de la maternidad :)

Todos

fer dijo...

Nika, síiiiiiii, estás a tiempo de anotarte en el intercambio propuesto en mi blog, te anoto, mándame tus datos a mi mail fernandaggomez@yahoo.com.ar, con tu nombre, dirección, color favorito, etc, para que pueda mandarte tu regalito.
Besos

Vero Mom dijo...

Vamos animo!
A todas las mamas nos sucede aveces que sentimos la imperiosa necesidad de salir corriendo con destino incierto!!!!

muchos cariños
Vero Mom.

Nika dijo...

Gracias a todas por las palabras de aliento!!! Lo saben pero se los repito: es muy importante saber que hay otras del otro lado que sienten igual!!! Gracias!!
Les cuento, de paso, que el ojo del huracán ya pasó y estamos volviendo a la normalidad (si es que eso existe) pero algo queda. Es la sensación que tuvimos todas la primera vez que tuvimos una pelea seria con nuestro amor. El amor está, pero la cicatriz también. Si lo miro inteligentemente sé que es positivo y constructivo, así que aquí sigo: tirando pa´lante!! Gracias otra vez a todas y besos!!

JENNY dijo...

Amiga... qué te digo que no sepas?? Los hijos son los únicos capaces de llevarnos de la euforia a la ira en instantes!!!

O debe ser que yo soy muy poco paciente con ellos??

Yo los adoro, amo con locura, pero también me vuelven loca! La peque, está desencadenando un carácter que mejor no te cuento. Con los casi dos años que tiene es demasiado independiente y me lleva a los límites de desafío!

Así que nos tenemos que cargar de INMENSA paciencia!!!

Un abrazo!

Ale y jacinto dijo...

AL mio se le estaran adelantando los tres??? jajaja porque ultimamente tiene estados en los cuales quiero matarlo, es un constante NO a todo! absolutamente todo! pensamos que seria vivir en su NO CASA por un tiempo, luego la mudanza, la adaptacion pero los episodios no ceden, asi que yo hago esto, cuando el no duerme yo me armo de mucha paciencia y cuando hace la siesta yo me dedico a hacer algo que NO SEA DE LA CASA, asi recupero para esperarlo con todas las pilas! es un arduo trabajo que como todos cansa, otros dias nos da placeres enorme y otras veces como dijeron las chichas queres salir corriendo!
TE dejamos un fuerte abrazo

Andre dijo...

Ay! No sabés cuánto bien me hace leer esto, obvio, en el mejor de los sentidos. Resulta que Diana también entró en esa etapa desafiante, y justo después de haber estado en un romance total conmigo, abrazo va, beso viene y "mamita"s totalmente encantadores...
Lo que no sé es cómo poner límites sin pasarme a los gritos malísimos. Pero detrás de toda esa rebelión infantescente que tienen nuestras hijas sigue estando su buen corazón. Sofi sigue siendo de las que saben compartir... Y al fin y al cabo, nuestra carga genética nos juega en contra, no?

laura dijo...

Desde el lado de mamá se me hace imposible esxcribir por razones obvias, pero si soy hija como cada una de ustedes, y todas tuvimos y tenemos nuestros ciclos de amor/ira... por un lado es parte de la personalidad de cada uno, y por el otro solo es cuestio de tiempo, sos muy buena mamá como para que Sofi permanezca solo en su ciclo de reveldia, ya se le pasara, sera que es parte del proceso de crecimiento...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin