lunes, 24 de septiembre de 2007

En uno de mis libros "del colegio" hay un apéndice que trae reproducciones pequeñas de grandes obras de arte de diversos artistas.
Hace como un mes el libro andaba dando vueltas por ahí y como era de esperar cayó en manos de Sofi. Muy intrigada con las imágenes me preguntaba la historia de las personas que veía, y yo contestaba. De pronto se me ocurrió contarle que esas imágenes eran cuadros y que había un montón, y le pregunté que le gustaría que la lleváramos a "ver cuadros". Obviamente respondió que si. Perfecto! Mami y papi te vamos a llevar al museo que es donde están los cuadros.
Ya dije, eso fue hace un mes y durante ese mes Sofi nos taladró la cabeza, cuando no hizo berrinche con llanto y todo para que la lleváramos.
El sábado, con una recién inaugurada primavera cargamos a La Tropa en el auto y allí partimos: rumbo al museo!
Previa parada en el Mc Donald´s porque todos teníamos hambre y porque así la salida era completa, rumbeamos directo a Recoleta. Ahí al Museo de Bellas Artes. Para qué decirles que Sofi iba de una obra a otra, nos decía lo que le gustaba y lo que no. Los colores oscuros no le gustan y el verde es definitivamente feo. Tocó las esculturas y se sorprendió de descubrir que eran duras y frías. El señor guardia nos retó (sí, a las dos) por acercarnos demasiado a los cuadros sin advertir que había una linea negra que marcaba el "hasta donde". Bue, esa fue la nota de color porque gracias a eso estuvo emberrinchada un buen rato!! Pese a todo, mamadera a Jere en medio de una de las salas mediante, la visita fue todo un éxito. Ahora Sofi quiere ir a visitar otros museos para ver más cuadros.
Como Recoleta es completa, cuando salimos fuimos a recorrer la Feria Artesanal que ya ha crecido muchísimo más de lo que yo recordaba.
Lo único que lamentamos fue no haber llevado la matera para hacernos el pic-nic de la merienda porque el solcito estaba alucinante.
Un detalle que para mi no es menor: Gastamos dos mangos!! Nada!! Ojo que no es de pijotera o de tacaña o lo que sea, no. Lo digo como un hallazgo en medio de tanto shopping y actividades con entradas que no bajan de los $15.- Y también como una forma de mostrarles a ellos que se pueden divertir sin necesidad de andar comprando cosas cada medio paso. Nada, para compartir y para tener en cuenta.

7 comentarios:

A dijo...

Me enanto la salida! reto incluido! que bueno que lo pasaron genial y la proxima que no falte el mate en el auto! de ultima si no lo usan no lo usan pero viste que feo es quedarse con las ganas (te lo dice una que siempre lo deja en casa y se arrepiente una y otra vez jajajjajaja9
Besos miles y ya pensando en ir al museo

MKB dijo...

Maravilloso! siempre faltan panoramas, sobre todo de los económicos y que agradable debe haber sido descubrir en Sofi el gusto por los "cuadros" que me imagino habría sido difícil adivinar.
Saludos! Marce

paula dijo...

que buena salida, me encanto!
esta buenisimo que Sofi tenga estos intereses desde tan chiquita, le hacen laburar muchisimo la cabeza (para bien!!) y le van a ayudar a definir un par de cuestiones (ay, lo digo de encantada de que a una nena tan chiqui divina le encanten los cuadros, asi no me siento tan fenomeno de museo, que a mi tambien me gustaban de chica!!)
Esta copado y me parece genial que se puedan hacer estas cosas sin salirse del presupuesto, eso si, Ale tiene razon, el mate de aca para alla (te lo dice una que es capaz de cualquier cosas con tal de tomarlo!!)
Besotes!

mamasita dijo...

Bueno, yo como colombiana no tengo adicciones como uds al mate, pero lo del museo me parece genial, yo he querido ir a los museos aqui en bcn, por conocerlos, yo... pero no se si el oliver que esta aun tan chiquito, los disfrutara, o que!!
sera hacer la prueba
p.d. aqui los museos hay que pagar :(

Nika dijo...

Gracias por los comentarios!! Un detallito para las no-argentinas: el mate puede suplirse muy facilmente con cualquier merienda!!! La onda es hacer un pic-nic en el parque para aprovechar el solcito.
Besos y que disfruten de sus visitas a los museos!!
Ah! Paso dato: el museo Sívori en el Rosedal tiene actividades para niños pequeños los domingos a la mañana mientras los papis disfrutan de un cafecito o desayuno en el bar del lugar. A buscar en sus respectivos países y ciudades que estas cosas existen en todas partes... basta encontrarlas!!
Beso otra vez!

Mariana dijo...

Buenísima salida!!!! Me encantó!!!

Vero Mom dijo...

la idea es estupenda!

ya la pondre en practica por aqui...
y lastima que no se me ocurrio en el invierno que no sabia que hacer!!
pero nunca es tarde cuando la dicha es buena asi que Museos here we go!

cariños,
veromom.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin