jueves, 21 de junio de 2007

Instantáneas

El miércoles pasado volví al trabajo y me puse una pollera. Aclaración: no soy de usar polleras. Saludo y beso a Sofi, mami se va a trabajar, la abuela te deja en el jardín y yo te voy a buscar. Ok.
Ayer, mientras buscaba en mi placard un pantalón de corderoy marrón Sofi me mira y me dice: Mami, no te pongás eso. Ponete la “pollerita cortita”. Inútil fue intentar explicar que no me resultaba cómoda y todo lo demás. Terminé saliendo de casa con la “pollerita”.
Lo peor fue cuando volví, ansiosa por cambiarme y ponerme un jogging. Nop! No me dejaba!!! Que me deje la pollerita, que me queda tan linda, y qué se yo qué más!! Conclusión: el precio de mi jogging fue un berrinche.
(Nota de la madre: esta chica no saca mis genes! Le gusta el rosa y es coqueta!!!)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es genial!!, es que las nenas nacen cada dia mas coquetas y esto es asi y no hay nada con que darle... yo me delineo con 18 solo los ojos, mi sobrinita de 12 se delinea y se agrega sombra y la de cuatro no hay cosmetico que no se ponga... a veces me causa gracia otras veces, juro que me asusta.
Lau

Marian dijo...

creo q no me voy a poner polleras ni en broma...
a ver si me pasa lo mismo...
(mi niña tb es coqueta y elige la ropa rosada,...y tiene 8 meses)

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin